Tag Archives: correr descalzo

Entrenamiento de septiembre y nueva aplicación

Image via Wikipedia

Primero que nada, ¡mi desempeño en mi primer mes de reanudación de correr descalza! Algunas equivalencias interesantes producidas por mis bitácoras en miCoach y dailymile; he registrado la distancia del trayecto del tunel del Canal de la Mancha y quemado las calorías equivalentes a 31 donas (“Mmmm, donas”) ó 12 hamburguesas.

Continue reading

Advertisements

Encuentro en Nueva York con corredores descalzos

El martes 8 de junio fui al taller en Nueva York de correr descalzo del tour de verano de Barefoot Ken Bob. Me dio muchísimo gusto escuchar y aprender del mismo Barefoot Ken Bob y compartir experiencias con mis compañeros participantes.

Continue reading


Reto inesperado; asfalto caliente

Me topé con un reto inesperado de correr descalza, el pavimento caliente.

En mi última corrida (sobre un camino de asfalto) se me desarrollaron ampollas en la base de los dedos del pie. Tuve que dejar de correr a los dos kilómetros cuando ya era evidente que me estaba haciendo daño. Se me hizo extraño ya que ya llevaba un mes de correr descalza exitosamente (es decir, sin ampollas ni dolores) sobre la banqueta de cemento y sobre la calle. Sin embargo, la explicación yacía en la hora en que corrí sobre pavimento.

Continue reading


Mi nuevo aparato de rastreo y estadísticas de correr

Gracias a un gran consejo de mi novio, ahora uso BiM Active en mi celular para registrar mis actividades de correr y posteriormente publicarlas aquí. Muy padre, además la aplicación es gratis. Lo que hace es rastrear mi celular por satélite y me da todo tipo de estadísticas sobre mis sesiones de entrenamiento. Así que es solo cuestión de llevarme el celular cuando corro.

Continue reading


Malos hábitos y los síntomas (Cómo el calzado minimalista impidió mi progreso)

Para todo principiante de correr descalzo el comienzo conlleva casi inevitablemente frustración y retrasos, especialmente para aquellos que ya llevan tiempo corriendo con tenis. ¡Paciencia, no te desanimes! Tal ha sido mi propia experiencia.

El primer intento resultó en ampollas, debido a que corría demasiado sobre la parte delantera del pie. Cinco síntomas de que sufres de este mal hábito:

Continue reading


%d bloggers like this: